El camino hacia las estrellas – Santiago de Compostela

El camino hacia las estrellas – Santiago de Compostela

Hola Chic@s de mundo mundano!. Yo soy Lidia, una chica vulgar y corriente de Vigo, Spain, y de unos ya casi perdidos 37 añazos. Pero nada que ver con el estereotipo marcado socialmente si pensáis en una persona de mi edad.. arquetipos fuera, siempre¡.

Bueno, yo os hablaré (gracias a la iniciativa tan buena que ha tenido un «angelito» que se ha topado en mi camino por Córdoba) del VIAJE MÁS MARAVILLOSO QUE HE TENIDO hasta la fecha, y no ha sido a cientos de kilómetros, ni ha sido en otra cultura y sociedad distinta a la mía. Ni Marruecos, ni Roma ni London. Ha sido tan sólo ha 90km de donde vivo, Santiago de Compostela -«Campo de Estrellas»- es lo que significa.. más me enamoré cuando me enteré.

“El CAMINO» (THE WAY para los peregrinos extranjeros) es uno de los tres lugares junto a Roma y Jerusalén para peregrinar en este mundo. Aquí ,durante el trayecto, puedes encontrarte sol@ y acompañad@ al mismo tiempo, es una sensación emocionante; puedes meditar en cualquier momento, sientes la unión con todos los que te rodean a pesar de ser caras que en tu vida jamás has visto. La frase «Buen camino» es el saludo diario y el himno de solidaridad cuando las fuerzas flaquean.

El pasearte por tus lugares “conocidos», tanto ciudades como pueblos, hará que cobren una perspectiva totalmente diferente a la sentida por ti hasta ahora. La unión con mi pueblo, mi tierra, cultura y ancestros paganos hicieron que descubriese mis raíces, para palpar la fuerza con que se unen a la tierra gallega.. amar mi esencia.

Y además llegar (casi), a la meta como peregrina a la ciudad de Santiago.. fue un tremendo wuau!! yo!, religiosa que no soy. Después experimente la famosa “Misa del peregrino» y el «Botafumeiros», y mientras recorría el interior de la catedral de lado a lado, esta hizo que con su inconfundible olor, la emoción llena de lágrimas llegase a mi cara en un instante de sorpresa, era emoción tras emoción!. De esto es lo que tenemos que llenar nuestras vidas, y aunque no seáis gallegos, ni italianos de Jerusalén, haced de todos vuestros viajes un sentimiento lleno de puro conocimiento emocional y cerebral. Que como yo digo, vitaminas para mis ojitos es viajar!

El Faro es “Finisterre» (Fisterra en gallego), el fin del mundo – decían los pobladores celtas – que es de dónde proceden mis antepasados​. Llegué tres días después de acabar en Santiago «mi camino», 30km cada día.

Entiéndase que este tipo de viaje es apto sólo para tod@s aquell@s que nos gusta Caminar. Saludos¡¡

 

Por: Lidia (Arraiana), España

 

Síguenos en redes sociales y entérate de nuevas historias¡

De historias y pasaportes

facebook instagram twitter
Close
A %d blogueros les gusta esto: