Mi viaje a Moscú – La ciudad inexplicable

Mi viaje a Moscú – La ciudad inexplicable

¿Cómo explicarles una ciudad que es inexplicable? Porque así es Moscú, INEXPLICABLE, es así que voy a tratar de convencerlos para que vayan y sean ustedes los que lo vivan. Desde el momento que llegué al país ruso todo fue diferente, los controles (en mi caso al ser argentino no necesité visado de turismo), el aeropuerto, la conexión WIFI, todo es muy distinto a los demás lugares que visité anteriormente.

Debo aclarar que como en todas las ciudades donde voy, me gusta usar el trasporte público del lugar, rodearme de la gente que lo toma para trabajar o ir al colegio, creo que de esta forma dejo de ser turista y vivo, por un momento, la vida cotidiana de la ciudad. Caminar por las calles de Moscú me permitió ver y tratar de entender cómo funciona una urbanización que casi no tiene semáforos y para cruzar de una vereda a la otra, necesitas pasar por túneles estratégicamente diseñados.

Admito que llegué con mucha incertidumbre y hasta un poco de miedo, ya que decidí viajar completamente solo a un país donde no conocía a nadie. Esto fue lo que me permitió ser más abierto y hoy podría decir que tengo amigos rusos que me mostraron la ciudad y me despejaron todas las dudas que tenía. Ya que la gente local no es como yo creía, fueron siempre muy serviciales aun sin poder hablar español o incluso inglés, porque no es que no quieran hacerlo (como todo el mundo me dijo) sino que simplemente es muy difícil para ellos aprender otro idioma, por una cuestión gramatical. Si bien Moscú no está preparada para el turismo, ya que no veras vendedores ambulantes en las calles o negocios bilingües, el personal tratará de hacerse entender si tienes alguna duda, la buena voluntad hacia el cliente está siempre y eso no es común que suceda en otros países donde he estado. Al no ser un destino que todos elijan para pasar sus vacaciones, el local se dará cuenta que eres extranjero y déjenme decirles que sí, les gusta observar cómo vas vestido y hasta que zapatos usas.

El paisaje de esta ciudad cambia mucho según la época del año. En mi caso viaje el primero de enero de 2018, con temperaturas que llegaron hasta los -15º, pero eso quería yo, vivir la experiencia de Rusia al máximo. El frío no fue un problema para recorrer, pero si no les gusta la idea de estar abrigados todo el día les recomiendo ir durante mayo/julio donde las temperaturas son más agradables.

Otro aspecto a destacar es la arquitectura del lugar y como arquitecto quiero tratar de explicar esto. Todos estamos acostumbrados a asociar a Moscú con el Kremlin, la plaza roja y las coloridas puntas de la iglesia San Basilio. Pero esta ciudad es mucho más que su historia, crece día a día y como pueden ver en la foto, sus rascacielos se asemejan a ciudades como Tokyo y Nueva York, algo que me impactó porque nunca había visto en ningún lado una postal de Moscú como esta. De hecho fue un paisaje urbano que me lo encontré de casualidad caminado por el Rio Moskova. Y al verlo entendí porque es una de las ciudades con más millonarios por m2, algo que se puede sentir mientras caminas por sus calles.

Para terminar mi historia solo quería dejarles un par de tips sobre cómo fue mi estadía que tal vez les puedan servir, si luego de leer esto ya les dio ganas de ir:

AEROPUERTO: Yo llegué desde Estocolmo, Suecia al aeropuerto Sheremetyevo de Moscú y me fui por el Domodedovo hacia Polonia. Ambas terminales están conectadas al sistema de transporte público mediante trenes, colectivos y metro. Solo busquen un mapa en su idioma y en ruso ya que al traducirlo cambian los nombres de las calles y no podrán entender dónde van. Si usan google maps recuerden cargar los mapas antes de llegar ya que conseguir WIFI será imposible.

TRANSPORTE: El sistema de metros conecta toda la ciudad y sus estaciones son verdaderos museos donde podrán ver la historia del país simplemente mientras están sentados esperando. Además es muy barato y con usar la aplicación de google maps no se perderán.

HOSTEL: yo decidí quedarme en la zona de Arbat y la verdad que la ubicación es perfecta ya que pude ir caminando hasta la plaza roja, el Rio Moskova y el distrito financiero con sus grandes rascacielos. Además pude conocer mucha gente ya que es una zona nueva de la ciudad donde hay mucho movimiento y centros comerciales, no importa la hora siempre habrá personas paseando.

DINERO: El cambio de dinero no fue tan fuerte como yo pensé. Es cierto que Moscú es una ciudad cara pero puedes encontrar precios razonables y muchas ofertas. La comida es mucho más barata que en ciudades como Paris o Londres y el sistema de trasporte solo te cuesta 0.13 centavos de Euro.

WIFI: Algo que me sorprendió es la conexión de internet, solo existe una sola línea para toda la ciudad y necesitas un número local para poder acceder. Así que olvídense de Mac Donald´s o Starbucks ya que solo hay tres en la ciudad y no ofrecen este servicio.

MITOS: Antes de viajar me cansé de escuchar “consejos” sobre lo que no debía hacer en Rusia, lo gracioso fue que no conocía a nadie que realmente haya visitado este país. Y así es como todo lo que me dijeron no fue nada parecido a lo que yo viví. Las costumbres en Rusia son distintas al resto del mundo pero no por eso pasaran malos momentos o tendrán malos tratos, simplemente vayan sabiendo que deberán cumplir reglas que no están acostumbrados y estarán bajo un control permanente ya que, por ejemplo, para ingresar a un simple centro comercial deberán pasar al menos por dos scanner de seguridad.

Como conclusión Moscú me cambió por completo, no solo el concepto que tenía al prejuzgar este país sino la forma de viajar que tendré de ahora en más. Visitar esta ciudad fue una meta que tenía hace mucho tiempo y hoy, que ya la tengo cumplida, siento que puedo ir a cualquier otro lado sin importar cuan distinta pueda ser la cultura o lo que la gente diga de ella. Anímense y conozcan un país que no se asemejará en nada a los que los rodea.

SALUDOS VIAJEROS!

Por: Alejandro P. Bollati, Argentina

 

Síguenos en redes sociales y entérate de nuevas historias¡

De historias y pasaportes

facebook instagram twitter

Alejandro Bollati

instagram
Close
A %d blogueros les gusta esto: