Ruta Picos de Europa – Un lugar para reflexionar

Ruta Picos de Europa – Un lugar para reflexionar

Cada que recuerdo estos lugares una calma inmensa invade mi cuerpo. Recuerdo ese viaje perfectamente porque ha sido uno de los que más a marcado mi vida, mi forma de pensar y de ver las cosas…

Día 1. Mi amigo y yo salimos de Madrid un viernes por la tarde con rumbo al norte de España, Asturias para ser exactos. Un coche rentado, nuestras mochilas y mucha emoción era lo que nos acompañaba en este viaje. Llegamos por la noche al primer Airbnb que habíamos rentado en un pueblo de Asturias, sabíamos de antemano que teníamos que descansar para levantarnos al siguiente día y seguir nuestro camino.

Te regalamos un descuento en tu proxima reserva! – Airbnb

Día 2. Despertamos temprano y llegamos a lo que fue nuestra primera parada, la Playa del Silencio. El nombre lo tiene muy bien merecido pues al llegar pudimos disfrutar de una maravillosa vista en uno de los puntos más altos de este lugar. Imagina cerrar los ojos y no escuchar nada más que las olas del mar y el viento soplar. Fue exactamente esto lo que pudimos percibir al estar aquí, y pensar que solo era el comienzo de una pequeña y maravillosa travesía.

Fotografía: Oscar Pineda.

Pasamos unas cuantas horas ahí y con pocas ganas de irnos, partimos hacia Cudillero un pueblo característico por sus casas blancas y coloridas, tan llenas de vida. Queríamos explorar lo más que se pudiera de este lugar antes de que oscureciera así que caminos entre las calles estrechas que nos llevaron a uno de los puntos más altos. Ahí pudimos ver el puerto pesquero, el mar y las casas que mirándolas desde arriba tomaban un aspecto aún más único.

Fotografía: Oscar Pineda.

Tratamos de apresurarnos pues por la tarde visitaríamos Covadonga, el lado oeste de Picos de Europa, además de los Lagos Enol y Ercina. Después de unas cuantas horas nos dirigimos en coche a estos lugares, dirán que exagero mucho pero realmente los paisajes eran hermosos!. Mientras manejábamos cuesta arriba pudimos disfrutar de maravillosas vistas dignas de un retrato, los pequeños pueblos encontrados a lo largo del camino y los lagos, simplemente nos dejaron sin aliento.

Fotografía: Oscar Pineda

Día 3. Este sería nuestra último día explorando el norte de España. Nos levantamos más temprano de lo normal ya que este sería probablemente el día más cansado pero también el más impactante pues veríamos por fin Picos de Europa.

Llegamos a Sotres, un pueblo al este de Picos de Europa, un lugar con casas muy sencillas pero con fachadas únicas y jardines muy bien cuidados. Eran pocas las personas que se paseaban por esas calles hechas de piedra y las pocas que nos encontramos saludaban como si fuéramos un habitante más de ese pueblo.

Se percibía una calma inmensa, un silencio de esos que se te meten hasta la entrañas y te obliga a cerrar los ojos y respirar profundo. Seguimos caminando y llegamos hasta este punto. Aquí nos encontramos a gente local charlando y riendo entre ellos. Se notaba que disfrutaban el momento así que solo saludamos y continuamos con nuestro camino.

Caminamos entre las rocas para poder tener esta vista, sin duda alguna valió la pena. En ese momento solo quería cerrar mis ojos, respirar y sentir el viento rozar mi cara. No pensé en nada, absolutamente en nada. Me desconecte de todo y de todos. Un nudo se formó en mi garganta, pues sabía que está paz duraría muy poco tiempo. No me quería ir de ahí. No tenía palabras, solo una felicidad inmensa por estar viva y haber tenido la oportunidad disfrutar de esta maravilla. Todo valió la pena.

 

Recomendaciones

 

1. Para hacer esta ruta recomendaría rentar un automóvil. Independientemente de donde partas, es mucho mas fácil moverse de esta manera en los Picos de Europa, puede haber grandes distancias de un pueblo a otro. Además, dispondrás de mejores tiempos para disfrutar en cada una de las paradas que te mencione.

 

2. Asegúrate de tener un móvil que tenga señal en lugares montañosos o alejados de la ciudad.. Estando en picos de Europa necesitaras realmente del GPS para poder ir de un lugar a otro, los caminos pueden ser algo confusos. Igual un mapa del lugar te ira genial si eres de la vieja escuela.

 

3. Prepárate con agua y snacks, pues caminarás bastante durante este viaje y seguro te dará hambre entre los horarios de comida. Asi recargas energías para seguir. ¡Valdrá la pena!

 

Fotografía: Oscar Pineda.

A veces solo hace falta salir un poco de la rutina, de la ciudad y el ritmo de vida tan rápido en el que la mayoría vivimos. Picos de Europa fue sin duda alguna un lugar que nos permitió reflexionar y darnos cuenta que la vida es tan hermosa, que hay mucho que descubrir y mucho que aprender. Así que, ¡viaja, vive y aprende!

 

Por: Alo Rangel, México.

 

Siguenos en redes sociales y entérate de nuevas historias!

Alo Rangel

instagram

 

De historias y pasaportes

facebook instagram twitter
Close